es.3b-international.com
Información Sobre La Salud, La Enfermedad Y El Tratamiento.



¿Qué sabemos sobre los diferentes tipos de MS?

Tabla de contenido

  1. Tipos
  2. Síntomas
  3. Tratamiento
  4. panorama
  5. Causas
La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta el sistema nervioso central. La enfermedad interrumpe el flujo de información dentro del cerebro y entre el cerebro y el cuerpo.

En personas con esclerosis múltiple (EM), el sistema inmune ataca el sistema nervioso central (SNC). Como esto continúa sucediendo, los síntomas empeoran.

Este artículo examina los diferentes tipos de EM que pueden afectar a las personas y cómo sus síntomas difieren entre sí.

?

Tipos


Se debe buscar el consejo de un profesional de la salud si se experimenta algún síntoma de EM.

Hay cinco tipos principales, o cursos de enfermedad, de la EM.

Al determinar el tipo específico de MS que tiene una persona, los médicos e investigadores pueden enfocar sus tratamientos y estudios para producir mejores resultados.

Síndrome clínico aislado (CIS)

Este es considerado el primero de los tipos de MS. Para ser diagnosticado con CIS, los síntomas neurológicos que son causados ??por la inflamación o la pérdida de mielina deben durar 24 horas. CIS puede conducir a otros tipos de EM, pero algunas personas con CIS nunca progresan.

EM remitente-recurrente (EMRR)

Esta es la forma más común de EM, y representa aproximadamente del 80 al 85 por ciento de los diagnósticos iniciales de EM. La EMRR implica episodios claros de actividad inflamatoria y ataques bien definidos de síntomas neurológicos nuevos o recurrentes. Una persona con RRMS típicamente experimentará una recuperación total o parcial entre episodios.

Con RRMS, la enfermedad no progresa entre las recaídas.

Primary-progresive MS (PPMS)

Este tipo de EM es menos común, representa alrededor del 10 al 15 por ciento de todos los casos. Con PPMS, la función neurológica se deteriora y empeora a medida que la enfermedad progresa. Las personas con PPMS experimentan mesetas ocasionales en la progresión de la enfermedad. Puede haber mejorías temporales y menores en los síntomas durante la progresión, pero no hay recaídas.

EM progresiva secundaria (SPMS)

SPMS normalmente se considera como la próxima etapa de la enfermedad para las personas que ya tienen RRMS. Alrededor del 50 por ciento de las personas con RRMS desarrollan SPMS dentro de los 10 años, y casi el 90 por ciento lo hace después de 25 años.

SPMS es similar a RRMS, pero puede o no implicar recaídas ocasionales, remisiones menores y mesetas.

EM con recaídas progresivas (PRMS)

El PRMS se considera una forma progresiva de EM desde el principio. Hay recaídas claras y agudas con o sin recuperación completa entre las recaídas. Pero para las personas que tienen PRMS, la enfermedad continuará progresando entre las recaídas. Algunos médicos piensan que el PRMS puede ser un subtipo de PPMS ya que comparten una historia similar.

Síntomas


Los síntomas de la EM varían, pero la fatiga y la debilidad son comunes.

Los síntomas varían de persona a persona. Incluso si las personas tienen el mismo tipo de EM, los síntomas pueden presentarse de manera diferente.

Sin embargo, algunos síntomas se asocian comúnmente con todos los tipos de EM.

Éstas incluyen:

  • Entumecimiento y hormigueo
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Problemas de la vista
  • Mareos o problemas de coordinación

Si bien las personas con diferentes tipos de EM pueden presentar síntomas similares, es probable que las personas con un tipo particular de la enfermedad presenten síntomas específicos.

Por ejemplo, las personas con EMRR a menudo experimentan hormigueo o entumecimiento, episodios de pérdida visual en uno u otro ojo, urgencia urinaria, visión doble, fatiga, debilidad y problemas de equilibrio.

Por el contrario, PPMS típicamente causa menos daño al cerebro pero tiene más efecto sobre la médula espinal. Las personas con este tipo de enfermedad pueden tener problemas para caminar, piernas rígidas y problemas de equilibrio.

A diferencia de RRMS, estos síntomas empeoran progresivamente y no hay períodos de recaída entre ellos. SPMS presenta períodos menos claros de recaída. Una persona con SPMS puede tener síntomas, como problemas intestinales y de la vejiga, problemas de debilidad y coordinación, piernas rígidas y apretadas, depresión, fatiga y problemas para pensar.

Las personas que tienen PRMS tienen más probabilidades de experimentar espasmos musculares, músculos débiles, dolor crónico, disminución de la excitación sexual, cambios en la visión, mareos y disminución de las funciones de la vejiga.

Diagnosticando MS

Una persona que tiene CIS puede tener síntomas similares a los de alguien con EM, pero habrán experimentado los síntomas solo una vez.

Para ser diagnosticado con EM, una persona debe mostrar evidencia de daño en al menos dos áreas separadas de su SNC, como el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. Los problemas deben haber ocurrido al menos con un mes de diferencia. Otras afecciones pueden tener síntomas similares, por lo que el médico deberá descartar todos los demás diagnósticos posibles.

Esclerosis múltiple: lo que necesita saberObtenga más información sobre la esclerosis múltiple (EM)Lee ahora

Tratamiento


Los estudios sugieren que la EM puede progresar con niveles bajos de vitamina D.

El tratamiento más común es la medicación.

Los regímenes de medicación varían mucho entre las personas y las dosis pueden ser semanales o mensuales.

La efectividad del tratamiento depende del tipo de EM. Por ejemplo, las personas con RRMS y PRMS son receptivas a los medicamentos modificadores de la enfermedad que reducen el número de recaídas. Estos también pueden reducir las discapacidades y la actividad de la enfermedad.

Algunos investigadores han sugerido que la falta de vitamina D puede ser un posible factor en la progresión de la EM.

Por el contrario, las personas con PPMS y SPMS son menos receptivas a los medicamentos.

En cambio, el objetivo del tratamiento es controlar los síntomas solo en parte con medicamentos. Los médicos recomiendan que las personas con este tipo de EM hagan ejercicio, se aseguren de llevar una dieta saludable y realicen una terapia física. La investigación indica que algunas formas progresivas de EM pueden responder a altos niveles de biotina, una vitamina B.

Las personas con EM pueden encontrar que estos tratamientos alternativos pueden disminuir los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Cuándo ver a un doctor

Cualquier persona que experimente alguno de los síntomas de la EM debe buscar atención médica.

Un diagnóstico precoz de la EM puede conducir a un manejo más efectivo de los síntomas. La detección temprana de la enfermedad puede incluso retrasar el curso de la enfermedad.

panorama

Es difícil predecir cómo cada tipo de EM afectará directamente a una persona o qué tipo tiene la mejor perspectiva.

Sin embargo, RRMS tiende a tener una mejor perspectiva, ya que puede haber años entre los brotes y la enfermedad no progresa entre los episodios.

Sin embargo, las personas con RRMS generalmente desarrollan SPMS, que es progresivo y responde menos a los medicamentos.

Se puede considerar que PPMS y PRMS tienen las peores perspectivas debido a la forma en que progresan. Tienden a ser más debilitantes, y la enfermedad progresará incluso durante una recaída, que puede ocurrir o no.

Causas

Las causas de la EM permanecen desconocidas, pero ciertos factores ambientales y genéticos parecen desencadenar la enfermedad.

Los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollar EM incluyen:

  • Edad: los síntomas de los tipos recidivantes de EM normalmente aparecen en personas entre los 20 y los 50 años. Las formas progresivas tienden a ocurrir unos 10 años más tarde que las formas recurrentes.
  • Género: en las formas recurrentes, las mujeres tienen entre 2 y 3 veces más probabilidades de ser afectadas que los hombres. Sin embargo, las formas progresivas ocurren igualmente en hombres y mujeres.
  • Historial familiar: una persona con un pariente cercano que tiene EM tiene un mayor riesgo de desarrollarla.
  • Ubicación: la EM es más común en personas que viven en un clima templado.
  • Infecciones: se han identificado varios virus como posibles causas de la EM.
  • Antecedentes personales de trastornos autoinmunes: las personas con enfermedad tiroidea, diabetes tipo 1 y enfermedad inflamatoria intestinal tienen un mayor riesgo de desarrollar EM.

La formación de mielina, la función de la extremidad restaurada en modelos de ratón MS

La formación de mielina, la función de la extremidad restaurada en modelos de ratón MS

La esclerosis múltiple es una afección por la cual el sistema inmune ataca y destruye la mielina, la capa protectora de las fibras nerviosas, que desencadena los problemas de movimiento característicos de la enfermedad. Ahora, los investigadores dicen que pueden haber encontrado una manera de restaurar la formación de mielina, acercando la posibilidad de nuevos tratamientos para la esclerosis múltiple.

(Health)

Según un estudio, la activación de las neuronas que desencadenan la depresión podría ayudar a tratarla

Según un estudio, la activación de las neuronas que desencadenan la depresión podría ayudar a tratarla

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, alrededor de 1 de cada 10 adultos estadounidenses informan tener algún tipo de depresión. Ahora, los investigadores han revelado una estrategia poco probable para tratar la condición; activar las neuronas en el cerebro asociadas con la depresión inducida por el estrés en realidad puede desencadenar una resistencia natural a la misma.

(Health)