es.3b-international.com
Información Sobre La Salud, La Enfermedad Y El Tratamiento.



Seis posturas de yoga para la ampliación de la próstata

Tabla de contenido

  1. ¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?
  2. ¿Cómo podría ayudar el yoga?
  3. Posturas de yoga para BPH
  4. Otros ejercicios para BPH
El agrandamiento de la próstata o la hiperplasia benigna de próstata pueden causar problemas al orinar que a muchos hombres les resulta frustrante. ¿Podría el yoga ayudar a controlar los síntomas de esta condición?

La hiperplasia prostática benigna (HPB) es causada por cambios en los niveles hormonales a medida que el hombre envejece. Es una parte normal del proceso de envejecimiento y no es peligroso.

Aun así, los problemas que puede causar una próstata agrandada son irritantes y muchos hombres buscan formas de mejorar sus síntomas.

Este artículo explora cómo el yoga puede ayudar a controlar el agrandamiento de próstata y detalla las diferentes poses que pueden ayudar.

¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?


La próstata se encuentra debajo de la vejiga y alrededor de la uretra. Es una glándula y puede agrandarse.

BPH es una ampliación de la glándula prostática.

La próstata es una glándula pequeña, del tamaño de una nuez, que forma parte del sistema reproductivo de un hombre. Rodea la uretra, que es un tubo que saca la orina del cuerpo desde la vejiga.

Cuando la próstata se agranda, ejerce presión sobre la uretra. Esto puede dificultar que un hombre orine.

Los hombres con BPH pueden encontrar:

  • es más difícil comenzar y dejar de orinar
  • su flujo de orina no es tan fuerte como solía ser
  • sienten que necesitan orinar a menudo
  • todavía sienten que necesitan ir nuevamente después de orinar
¿Qué es la hiperplasia prostática benigna?Haga clic aquí para conocer más tratamientos para una próstata agrandada.Lee ahora

¿Cómo podría ayudar el yoga?

Un estudio de 2006 mostró que el ejercicio podría ayudar a reducir el riesgo de BPH. Hacer ejercicio como el yoga puede ser útil para prevenir la afección.

El yoga también puede ayudar a mejorar los síntomas de la BPH, ya que puede ayudar a ejercitar y fortalecer los músculos en el piso pélvico. En un estudio de 2011, los investigadores encontraron que las prácticas de yoga mejoraron la fuerza muscular.

Fortalecer los músculos del piso pélvico y reducir la tensión pélvica puede ayudar a mejorar el control de la vejiga, lo que facilita la orinación.

El mismo estudio mostró que el yoga podría ayudar a reducir el estrés y se cree que el estrés empeora los síntomas de la BPH. Reducir el estrés a través del yoga significa que los síntomas de BPH tienen menos probabilidades de agravarse.

Posturas de yoga para BPH

Las siguientes posturas de yoga, o asanas, son buenas para fortalecer el piso pélvico y pueden ayudar a mejorar los síntomas de una próstata agrandada. También pueden ayudar a reducir el estrés.

1. Pose de Cobbler (Baddha Konasana)


La postura Cobbler implica sentarse con las plantas de los pies tocando, y las rodillas bajas al suelo. Ayuda a abrir la pelvis.

La postura Cobbler es una posición sentada que puede ayudar a liberar la tensión pélvica. Para hacer esta pose, una persona debería:

  • sentarse con sus piernas extendidas frente a ellos
  • doblar las rodillas hacia un lado, colocando las plantas de los pies tan cerca de la pelvis como puedan
  • mantener sus manos juntas alrededor de los pies
  • trate de bajar las rodillas tan lejos del suelo como pueda, liberando cualquier tensión en las caderas
  • después de sostener la posición por unos minutos, pase sus manos hacia adelante frente a ellos
  • bajar la mirada, meter la barbilla e inclinarse hacia sus manos
  • respira profundamente en la pose
  • relaje la postura al caminar las manos hacia el cuerpo y soltar las piernas delante de ellas

Sentarse en un cojín puede hacer que la postura de Cobbler sea más fácil.

2. Pose de héroe (Virasana)

La Pose Hero es otra posición sentada que puede ayudar a liberar la tensión pélvica alrededor de la próstata. Para hacer esta pose, un individuo debe:

  • arrodíllense y bajen la parte inferior al piso, para que estén sentados entre sus pies con las rodillas hacia el piso y los pies apuntando hacia la parte posterior de la habitación
  • descansar sus manos sobre los muslos con las palmas hacia abajo
  • mantener el peso entre las caderas, tratando de no ejercer demasiada presión sobre las rodillas
  • trata de sentarte lo más recto posible, para que la columna se alargue
  • mantener hasta por 5 minutos
  • salga de la postura rodando hacia un lado para liberar las piernas

Si una persona encuentra difícil esta postura, puede usar un cojín para apoyo adicional.

3. Reclinacion de la Pose del dedo gordo del pie (Supta Padangusthasana)

Se trata de una postura de extensión de piernas estirada que puede fortalecer el suelo pélvico y liberar la tensión. Para hacer la Pose del dedo gordo del pie reclinado, una persona debería:

  • acostarse de espaldas con ambas piernas extendidas
  • doblar su rodilla izquierda, tirando de su muslo a su pecho
  • Mantenga su pierna derecha presionada en el piso con el pie flexionado, los dedos de los pies hacia arriba
  • agarrarse a los dedos de los pies con el pie izquierdo o poner una correa alrededor del pie si son menos flexibles
  • estire la pierna izquierda tanto como sea posible, con la suela flexionada hacia el techo
  • si usa una correa, pase sus manos lo más cerca posible del pie
  • respira profundamente en la posición
  • usando una correa o manteniendo los dedos de los pies, deje que la pierna izquierda caiga hacia un lado en ángulo recto con el cuerpo, manteniendo la pierna derecha presionada contra el piso
  • para salir de la posición, lleve la pierna izquierda hacia atrás y luego suelte ambas piernas
  • Repita en el otro lado

4. Pose de la cabeza a la rodilla (Janusirsasana)

Esta es una pose de curva hacia adelante sentada que se enfoca en estirar una pierna. Además de reducir la tensión pélvica, esta postura puede ayudar a mejorar la fuerza en la región central.

Algunos practicantes de yoga creen que este ejercicio aumenta el flujo de sangre a la próstata y ayuda a desintoxicarlo. Sin embargo, solo hay evidencia anecdótica para apoyar esta teoría.

Para hacer la Pose sentada de la cabeza a la rodilla, una persona debería:

  • Siéntate en el piso con ambas piernas extendidas frente a ellos
  • doblar la rodilla derecha hacia un lado, de modo que la planta del pie derecho descanse sobre la cara interna del muslo
  • mantener su peso sobre la pierna izquierda y caminar lentamente sus manos delante de ellos
  • Avanza para sostener su pie, inclinado hacia adelante desde las caderas y esperando su dedo del pie
  • meter la barbilla y doblar la cabeza hacia adelante y hacia abajo para descansar en la espinilla
  • respira profundamente en la posición para liberar la tensión
  • regresar lentamente a una posición vertical, soltando ambas piernas
  • Repita en el otro lado

Al igual que con otras posturas sentadas, sentarse sobre un cojín puede proporcionar un apoyo adicional si una persona encuentra la Pose sentada de la cabeza a la rodilla difícil.

5. Pose de arco (Dhanurasana)


La postura del arco implica acostarse en la parte frontal del cuerpo y alcanzar los brazos hacia los pies. Los principiantes pueden no ser capaces de alcanzar los pies con las manos, y deben evitar esforzarse para hacerlo.

Esta es una postura de flexión hacia atrás que puede fortalecer el abdomen, el piso pélvico y la parte inferior de la espalda. Para hacer Bow Pose, una persona debería:

  • acostarse boca abajo con los brazos a cada lado
  • levantar los talones hacia su parte inferior, doblando las rodillas
  • llegando hacia atrás con las palmas mirando hacia arriba, agarre la sujeción de cada tobillo desde el interior
  • patear los talones hacia arriba mientras levanta la cabeza, el pecho y los hombros, como si trataran de tocarse la cabeza y los talones
  • sigue mirando hacia arriba, respirando profundamente en la posición
  • mantener durante 30 segundos y soltar, repitiendo la postura dos veces

6. Soporte de hombro (Biparitkarani Mudra)

Esta es una posición más avanzada que las personas solo deberían probar cuando hayan acumulado algo de fuerza en el piso pélvico y la zona lumbar.

Los practicantes de yoga creen que esta postura mejora la salud de la próstata mediante la estimulación de los nervios y músculos de las glándulas sexuales. De nuevo, esto no está comprobado por la investigación, pero las personas pueden querer probar la postura para ver si ayuda.

Para hacer una parada de hombro, una persona debe:

  • Acuéstese de espaldas, apoyando la cabeza en el suelo, con las manos apoyadas en el suelo a cada lado del cuerpo.
  • manteniendo los pies y las piernas juntos, levanta las piernas hacia arriba más y más para levantar las caderas del suelo
  • pon las manos sobre la parte inferior de la espalda para que al final las caderas y la espalda se levanten, dejando solo los hombros y la cabeza en el suelo
  • trate de mantener las piernas rectas y en línea con las caderas, sosteniendo el estómago
  • respira profundamente en la pose
  • aguantar tanto como puedan, hasta 2 minutos
  • baje lentamente las piernas hacia abajo manteniendo la espalda apoyada con las manos para salir de la posición

Otros ejercicios para BPH

Las personas pueden encontrar que el yoga les ayuda a controlar los síntomas de una próstata agrandada, pero también existen otros ejercicios que pueden ayudar.

Otro ejercicio que la gente puede probar es Kegels. Estos están diseñados para fortalecer los músculos del piso pélvico. Para probar Kegels, una persona debería:

  • imagínese apretando los músculos del piso pélvico, como si estuvieran tratando de dejar de orinar
  • manténlos apretados por un par de segundos y luego suelta
  • repite estas 3 a 12 veces

Es esencial que, al realizar cualquier tipo de ejercicio, una persona se detenga si experimenta algún dolor, o cualquier dolor existente empeora.

Todas las posturas y ejercicios de yoga deben realizarse según la capacidad del individuo. Con la práctica, los ejercicios deberían ser más fáciles de realizar.

Videojuegos violentos alteran el cerebro

Videojuegos violentos alteran el cerebro

La reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA) se presentó con un estudio realizado en el cerebro de hombres jóvenes, utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (resonancia magnética funcional). En tan solo una semana, las regiones del cerebro asociadas con la función cognitiva y el control emocional tuvieron cambios notables.

(Health)

Solo se necesita la mitad de los pacientes con hepatitis C Pruebas de seguimiento

Solo se necesita la mitad de los pacientes con hepatitis C Pruebas de seguimiento

Sólo la mitad de todos los pacientes que dieron positivo en la prueba de hepatitis C se sometieron a pruebas de seguimiento para ver si aún estaban infectados, según un nuevo informe de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). La hepatitis C es una infección de virus grave que puede ocasionar daño hepático e incluso cáncer de hígado a lo largo del tiempo.

(Health)