es.3b-international.com
Información Sobre La Salud, La Enfermedad Y El Tratamiento.



¿Se puede revertir la neuropatía diabética?

Tabla de contenido

  1. ¿Qué es la neuropatía diabética?
  2. Tratamiento natural
  3. Opciones médicas
  4. Complicaciones
  5. Avances en el tratamiento
La neuropatía diabética se refiere al daño a los nervios causado por la diabetes.

La neuropatía es una afección común que afecta del 60 al 70 por ciento de los adultos con diabetes. Sin embargo, se refiere principalmente a aquellos con niveles de azúcar en la sangre no controlados o aquellos que han tenido diabetes durante más de 25 años.

El daño a los nervios causado por la neuropatía diabética es irreversible, pero hay formas de disminuir los síntomas y prevenir más daños.

¿Qué es la neuropatía diabética?


La neuropatía generalmente afecta los pies y las piernas, causando dolor y entumecimiento.

La neuropatía diabética es una familia de trastornos nerviosos progresivos relacionados con la diabetes tipo 1 y 2.

Aunque todavía se están llevando a cabo investigaciones sobre este tipo de daño nervioso, los médicos creen que los niveles de azúcar en la sangre pueden dañar las células nerviosas al dañar las fibras nerviosas y reducir o confundir la señalización.

Sin embargo, es probable que el daño a los nervios sea causado por una combinación de factores, como el funcionamiento del sistema inmunitario, la genética, el tabaquismo o el consumo de alcohol.

La neuropatía puede causar una variedad de síntomas, que incluyen dolor, pérdida de sensibilidad, entumecimiento, hormigueo y debilidad muscular.

Aunque la neuropatía puede ocurrir dondequiera que haya nervios, tiende a afectar las piernas y los pies.

Las personas con neuropatía diabética tienden a:

  • tener un control de azúcar en la sangre deficiente
  • tener más de 40 años
  • tener sobrepeso u obesidad
  • tener colesterol alto
  • tener presión arterial alta
  • ha tenido diabetes durante al menos 10 a 25 años, dependiendo de la gravedad

Tipos

La neuropatía diabética generalmente se divide en cuatro categorías dependiendo de qué nervios se vean afectados.

Neuropatía periférica

Daño en los nervios que afecta la capacidad de los nervios periféricos para detectar cosas, como la temperatura y el tacto.

La neuropatía periférica con mayor frecuencia afecta los brazos, las manos, las piernas, los pies y los dedos de los pies, lo que a menudo causa dolor o pérdida de sensibilidad. Es la forma más común de neuropatía diabética.

¿Qué es la neuropatía periférica?Haga clic aquí para aprender más sobre la neuropatía periférica.Lee ahora

Neuropatía proximal

Daño a los nervios que causa dolor en las caderas, los muslos, la pelvis y las nalgas. La debilidad muscular y el dolor en las piernas también son un síntoma común de la neuropatía proximal.

Neuropatía focal

Daño a un nervio o grupo de nervios específico en cualquier parte del cuerpo. La neuropatía focal a menudo causa debilidad muscular intensa y repentina, dolor y pérdida de la sensibilidad.

Neuropatía autonómica

Daño a los nervios que controlan el control involuntario de órganos. La neuropatía autónoma puede afectar una variedad de funciones corporales cruciales, como la frecuencia cardíaca y respiratoria, la actividad gastrointestinal, la respuesta sexual y la presión arterial.

Muchas personas con neuropatía autónoma pierden la capacidad de detectar cuándo sus niveles de azúcar en la sangre han descendido a niveles peligrosamente bajos.

Tratamientos naturales


La mejor forma de controlar la neuropatía es disminuir o estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

Una vez que se produce la neuropatía, no hay forma de revertirla. Sin embargo, existen cambios en el estilo de vida, terapias y medicamentos que pueden ayudar a disminuir los síntomas y prevenir más daños en los nervios.

Bajar o estabilizar los niveles de azúcar en la sangre es la primera línea de tratamiento recomendada para la neuropatía diabética, y también es la más fácil y más eficiente.

Mantener los niveles estables de azúcar en la sangre ayuda a aliviar los síntomas de la neuropatía, como el dolor, y reduce las posibilidades de daño adicional a los nervios en un 50 por ciento.

Dejar de fumar también puede ayudar. Fumar daña las paredes de las arterias y hace que la grasa se acumule, estrechando los vasos sanguíneos y dificultando la circulación. La mala circulación es un factor importante que contribuye a la neuropatía.

Fumar también aumenta el riesgo de desarrollar otras afecciones que pueden llevar a un mayor daño nervioso, como resistencia a la insulina, accidente cerebrovascular, disfunción sexual y enfermedades cardíacas y renales.

Otros consejos de estilo de vida comúnmente recomendados para ayudar a tratar la neuropatía diabética incluyen:

  • Tomando medicamentos para diabéticos correctamente: La consistencia y el monitoreo son esenciales para garantizar que los medicamentos funcionen como se espera, ya sea que usen insulina o metformina.
  • Reducir el consumo de alcohol: El alcohol puede causar picos y caídas en los niveles de azúcar en la sangre, lo que contribuye a niveles anormales de azúcar en la sangre y, a menudo, contrarresta los medicamentos. El alcohol también contiene calorías vacías que pueden contribuir a tener sobrepeso.
  • Perder peso si es necesario: El exceso de peso puede provocar una disminución de la sensibilidad a la insulina y niveles elevados de azúcar en la sangre. Tener sobrepeso también aumenta la probabilidad de desarrollar neuropatía diabética.
  • Elegir grasas saludables Las nueces, las legumbres, los aceites vegetales, los productos lácteos bajos en grasa, las carnes magras y los productos avícolas contienen grasas que el cuerpo sabe cómo procesar, usar y eliminar. Las grasas fabricadas o añadidas, a menudo conocidas como grasas trans, se almacenan en lugar de usarse, lo que a menudo provoca un aumento del colesterol y del peso.
  • Evitar el exceso de azúcares: Los azúcares altamente refinados o procesados, como los edulcorantes con alto contenido de glucosa o fructosa, pueden causar picos repentinos y agudos en los niveles de azúcar en la sangre seguidos de salsas. Evitar estos altibajos es la clave para el control adecuado del azúcar en la sangre y para evitar un mayor daño a los nervios.
  • Tratando otras complicaciones de salud: Las afecciones de salud que afectan el azúcar en la sangre, la presión y el flujo sanguíneo o el control de los nervios pueden aumentar la probabilidad de desarrollar neuropatía. Los ejemplos típicos incluyen trastornos del corazón, hígado y riñón.
  • Ejercicio: El ejercicio regular ayuda a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre, reduce el colesterol, mejora la eficiencia muscular y la resistencia, y mejora el flujo sanguíneo. Se recomienda hacer 150 minutos de ejercicio semanalmente, idealmente divididos en cinco sesiones de 30 minutos.
  • Terapias realizadas profesionalmente: Una amplia gama de terapias puede ayudar a disminuir el dolor neuropatológico, mejorar el flujo sanguíneo y reducir las posibilidades de desgaste muscular. Estos incluyen masajes, fisioterapia, acupuntura y ajustes quiroprácticos.

La neuropatía periférica hace que los pies y las manos sean más vulnerables al daño y también causa una pérdida de sensibilidad, haciendo que las heridas sean más fáciles de pasar por alto. Las personas con diabetes deben revisar sus pies cada noche para detectar heridas o cambios en la piel y mantener los pies lo más limpios posible. Las uñas de los pies se deben mantener recortadas para evitar irritar o cortar la piel del pie.

Las personas deben evitar los hábitos que exponen sus pies a daños, irritantes o gérmenes, como caminar descalzo o compartir herramientas de higiene.

Aquellos que experimentan síntomas inusuales, persistentes o preocupantes deben visitar a un médico. El cuidado regular y constante de los pies puede ayudar a reducir la probabilidad de amputación en un 45 a 85 por ciento.

Opciones médicas

Los analgésicos de venta libre a menudo ayudan a aliviar el dolor del nervio. Para casos más severos, los médicos pueden recetar medicamentos más concentrados y específicos.

Todas las personas que toman analgésicos deben tener precaución, pero las personas con presión arterial o sangrado deben ser especialmente cuidadosas. Si las personas experimentan algún síntoma preocupante, deberían ver a su médico.

Las opciones de medicamentos que se usan comúnmente para tratar la neuropatía diabética incluyen:

  • opioides, como sulfato de morfina, tramadol, oxicodona y dextrometorfano
  • antidepresivos, como venlafaxina, amitriptilina y clorhidrato de duloxetina
  • anticonvulsivos, como pregabalina y valproato de sodio
  • tratamientos tópicos, como cremas de capsaicina, aerosoles de dinitrato de isosorbida y parches de lidocaína

Algunas formas de estimulación nerviosa eléctrica, como la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET), están aprobadas por la Academia Estadounidense de Neurología (AAN) para el tratamiento de la neuropatía diabética dolorosa.

Aunque existen algunas pruebas para el uso de terapia magnética, láser y de luz para reducir o controlar el dolor nervioso, la AAN actualmente no recomienda estas terapias.

Complicaciones

Sin tratamiento, las complicaciones de salud causadas y empeoradas por la neuropatía diabética pueden ser graves.


La neuropatía diabética puede prevenir la curación de heridas e incluso causar gangrena en casos graves.

Algunas complicaciones incluyen:

  • dolor, rigidez o dolor
  • desconocimiento del bajo nivel de azúcar en la sangre
  • náuseas y vómitos
  • deterioro del sentido del hambre
  • diarrea y estreñimiento
  • función sexual deteriorada
  • infecciones o heridas en manos, piernas y pies que no sanan
  • daño en las articulaciones, especialmente en los pies y las piernas
  • control de la vejiga o problemas urinarios
  • excesiva o falta de sudor
  • atrofia muscular
  • gangrena o amputación, más comúnmente de los pies o las piernas
  • presión arterial baja

Avances en el tratamiento

Los investigadores continúan investigando por qué y cómo ocurre la neuropatía diabética, con la esperanza de desarrollar opciones de tratamiento más precisas.

Casi todas las opciones de medicamentos utilizados para tratar la afección en realidad no estaban diseñadas para atacar el dolor neuropático. La mayoría de los medicamentos actuales también presentan efectos secundarios desagradables y conllevan un riesgo de dependencia.

La mayoría de las investigaciones recientes sobre el tratamiento de la neuropatía diabética giran en torno al bloqueo o la alteración de las señales del dolor.

Un estudio de 2013 estableció que los medicamentos dirigidos a los canales T de calcio pueden ayudar a reducir el dolor asociado con la neuropatía diabética sin riesgo de adicción o dependencia.

Un estudio de 2015 descubrió que el bloqueo de canales cíclicos activados por nucleótidos (HCN) activados por hiperpolarización en ratas redujo drásticamente la percepción del dolor en la región del cerebro más frecuentemente involucrada en el procesamiento de señales de dolor.

Las terapias de simulación de médula espinal (SCS) también están siendo exploradas. Un estudio de 2016 que utilizó roedores encontró que el SCS temprano y repetitivo podría ayudar a reducir y revertir el dolor de la neuropatía al estimular el sistema endocannabinoide y activar los receptores CB1.

Los medicamentos dirigidos a las moléculas unidas a la superficie de las células nerviosas llamadas gangliósidos se han estudiado durante mucho tiempo como una posible cura para los trastornos neurodegenerativos. Se ha demostrado que los gangliósidos influyen en la capacidad del cerebro para formar nuevas conexiones nerviosas.

Un artículo de investigación de 2016 concluyó que el agotamiento de un gangliósido específico llamado GM3 mejoró la curación de heridas y revirtió completamente el dolor neuropático en ratones.

La diabetes podría reducirse con el tratamiento agresivo de la pre-diabetes, según un estudio

La diabetes podría reducirse con el tratamiento agresivo de la pre-diabetes, según un estudio

Tratar la prediabetes temprana y agresivamente con cambios intensivos en el estilo de vida o medicamentos podría ser una forma efectiva de reducir significativamente las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante. Esta fue la implicación de un nuevo estudio publicado en línea primero en The Lancet el sábado que muestra que incluso cuando las personas con prediabetes lograron un retorno temporal a los niveles normales de glucosa, tenían un 56% menos de probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 5.

(Health)

Los trasplantes de riñón en adolescentes son más propensos a fallar

Los trasplantes de riñón en adolescentes son más propensos a fallar

Los adolescentes que tienen su primer trasplante de riñón entre los 14 y 16 años de edad podrían tener un mayor riesgo de fracaso del trasplante, según un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine. Investigadores de la Universidad de Florida, Gainesville, analizaron 168,809 pacientes entre 1987 y 2010.

(Health)